lunes, 23 de febrero de 2015

Dos cobayas mejor que una

Aunque no siempre resulta posible tener más de un animal en casa, en el caso de las cobayas se debe plantear como una positiva opción. Éstos animales necesitan socializar, por tanto, si nosotros no vamos a estar en casa a menudo haciéndole compañía, es recomendable conseguirle una compañera cobaya.

¿Hembra y hembra, macho y macho o hembra y macho?
Eso depende de la persona. No importa mucho el sexo salvo en el caso de macho y hembra por temas de embarazo. Opino que con tanta cobaya disponible en adopción no es necesario hacerles criar y poner a las hembras en peligro, pero si aun así la persona en cuestión se considera capaz de mantener a toda la familia cobayil y tiene claros los temas de salud y crianza, es libre de decidir. Si bien es cierto tarde o temprano habría que separarles para que no sigan criando y por lo tanto buscar un nuevo compañero y compañera para cada uno. En caso de querer mantenerlos juntos sería más conveniente esterilizar al macho en un veterinario exótico. La operación en la hembra es más arriesgada.

Los machos pueden ser algo más territoriales, pero como en las personas, el carácter tiene mucho que ver en la convivencia de dos machos y dos hembras. Es difícil de saber cuando se compra una cobaya, cuando se adopta podemos preguntar al lugar de adopción o dueño sobre su carácter. Es importante que al menos una de las dos cobayas sea más sumisa que la otra y tenga paciencia.

Ya tengo una cobaya, ¿como hago que conozca a su nueva compañera?


Las cobayas cuando llevan un tiempo solas en una jaula, la convierten en su territorio. Puede que la cobaya no acepte al nuevo inquilino, por lo que es muy conveniente dejarlas que se conozcan poco a poco en zonas abiertas de la casa o en otra jaula distinta completamente limpia. A la hora de juntarlas definitivamente en una jaula ya usada por la primera cobaya, sería interesante limpiarla para eliminar olores de ésta.

Las he juntado y se pelean ¿que hago?

Si tienes la mala suerte de que se pelean aún habiéndoles dado tiempo para conocerse fuera de la jaula, es posible que debas desistir. Éstas cosas pueden ocurrir, y al igual que no siempre dos personas se llevan bien en una convivencia, en los animales ocurre lo mismo.

La cuarentena


Si la nueva cobaya inquilina es de una procedencia poco conocida, habría que llevarla a un veterinario para que le hicieran un chequeo, ya que si ésta tuviera alguna enfermedad podría contagiarsela a la que ya tenemos y sería un desastre. Por tanto, y hasta que sea visitada por un veterinario exótico, habría que tenerla apartada de la otra. Aún siendo de tienda, y aunque el dependiente nos asegure que la cobaya está en perfecto estado de salud, no siempre debemos fiarnos. Ni siempre los dependientes tienen los conocimientos necesarios para saber si los animales están completamente sanos, ni siempre van todos con buenas intenciones.

2 comentarios:

Unknown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maria Gutiérrez Ramírez dijo...

Hola!! Tengo una cobaya hembra desde hace un mes, tiene tres meses de edad y hace una semana tengo otra cobaya hembra de un dos de edad. Las presente en zona abierta, en una habitación donde ninguna había estado. Pues la mayor hacia ruiditos de curiosidad y parecía que iba bien la cosa cuando de repente la atacó.. Las separe y cada una en su jaula, las jaulas las tengo juntas y no paran de buscarse. Las volví a juntar y la mayor hizo igual, la otra se queda quieta la pobre mía. No sé si la mayor abusa por el tamaño que ella ya tiene aunque solo se llevan un mes de diferencia. Espero a que la otra tenga el tamaño parecido a la otra para volver a juntarlas? Muchas gracias. Cualquier consejo me vendría genial.

Seguidores