• Nos vamos de viaje


00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

"Tengo que irme de viaje ¿qué hago con mi mascota?" es una de las preguntas que más gente se hace a la hora de salir de su ciudad. Es bueno preocuparse de ello, porque no todos los animales toleran igual los viajes en avión, tren, barco o coche.

Para viajar con una cobaya hay que tener claras cuatro cosas:

1. Horas de viaje
2. El carácter y la probabilidad de estrés de ésta
3. La "maleta" de la cobaya
4. Tipo de transporte (coche, avión, tren...) y hotel/casa no habitual

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

HORAS DE VIAJE

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Las cobayas tienden a estresarse, y muchas no aguantan viajes de más de 5 horas seguidas.
Podremos comprobar que se asustan con el movimiento. Si tienen algo dónde puedan esconderse, lo usarán. De hecho es recomendable que tengan alguna caseta o cama boca abajo para que se metan dentro.
Si pensamos hacer un viaje de muchas horas quizá debamos pensarnos antes si es conveniente llevar el animal con nosotros. Antes cabe la mejor opción de dejar la cobaya con un familiar o amigo que pueda cuidarla bien, dándole unas instrucciones básicas de la alimentación y el cuidado.

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

CARÁCTER Y PROBABILIDAD DE ESTRÉS

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Si la cobaya es muy nerviosa y asustadiza es posible que no tolere bien un viaje, por lo que la opción de dejarla con un familiar o amigo sería lo mejor.
Sin embargo, si la cobaya es tranquila por lo general, seguramente no habrá ningún problema.

A veces, cobayas que parecen tranquilas pueden ponerse nerviosas en el viaje. Para ello un escondite (como he mencionado antes) es ideal. Si aun así no se calma yo recomiendo llevar a la cobaya encima durante un rato si ya tiene confianza con nosotros, pues se sentirá protegida.
Si llevamos dos o más cobayas, entre ellas se protegerán.

Antes de sacarlas de viaje es bueno que pasen un rato en el transportin o jaula no habitual para que vayan acostumbrándose.

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

LA "MALETA" DE LA COBAYA

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Muy importante acordarse de todo lo que necesita la cobaya habitualmente, durante el viaje y durante la estancia fuera de casa.
  • Transportin mediano, que tenga espacio para moverse con comodidad y para poner el bebedero y la comida.
  • Pañal/compresa (no el de bebés, sino el que se usa en los cambiadores o para las personas mayores que no aguantan la orina). Estará bien para ponerlo de base en el transportín y evitar así que las cobayas se mojen de pipí.
  • Jaula pequeña o parque para la estancia en el hotel o casa no habitual. Si la jaula es la habitual puede usarse como transportín y ayuda a que estén más relajadas. Aunque siempre es recomendable usar las jaulas pequeñas solo para estancias cortas.
  • Sustrato si creemos que no lo encontraremos en el lugar a dónde vamos, o alguna cosa para la base de la jaula o el parque.
  • Bebedero con agua. Pienso y heno. (La verdura podemos comprarla en cualquier parte).
  • Una cama o caseta para que se escondan, se relajen y duerman.
  • Alguna tela o manta para que en caso de dar el sol directo o hacer frío, podamos protegerlas. 
00000000000000000000000000000000000000000000000000000000

TIPO DE TRANSPORTE Y HOTEL O CASA NO HABITUAL

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000


Hay que tener muy claro con que transporte vamos a viajar. El mejor es el coche, ya que podemos parar cuando lo necesitemos, podemos controlar la temperatura y no vamos con gente desconocida que pueda quejarse de nuestras mascotas.

Si no podemos ir en coche y tenemos que hacer uso del tren, de un avión o incluso de un barco, debemos informarnos bien antes de los requisitos para viajar en dicho vehículo.


Normalmente se ha de pagar billete por cada animal que llevamos. A veces es el mismo precio que el de un pasajero humano y otras veces es solo un porcentaje. 
En los trenes de cercanías, por ejemplo, las mascotas no pagan billete. 

Si el vehículo que vamos a utilizar no deja que llevemos a la cobaya con nosotros, es mejor prescindir de él o dejar a la cobaya con alguien, pues no podemos saber a ciencia cierta si la cobaya estará bien durante y después del viaje.



Si nos vamos a alojar en un hotel debemos saber a ciencia cierta que admite animales. Ya que cuando un hotel dice "no se admiten perros" o "animales compañía" no siempre se refiere exclusivamente a perros o gatos, sino a cualquier tipo de animal.
Es probable que nos preocupe el tema de la limpieza de la habitación, ya que nosotros no estamos y se quedan la cobaya sola en un lugar desconocido.
Basta con poner el cartel en la puerta de no molestar para que no entren a limpiar o simplemente indicar en recepción que tengan cuidado con las mascotas. Aunque lo normal es que lo tengan.
De todas maneras es mejor poner el parque o la jaula del animal en un rincón dónde no pueda dar el sol directo ni la corriente, por si las de la limpieza dejan las cortinas o las ventanas abiertas.

Cuando nuestro alojamiento es una casa de otra ciudad, de un familiar, etc., lo importante a tener en cuenta es la temperatura y la humedad.

    Seguidores