• Salud y medicación


Tener en cuenta los problemas de salud más comunes en las cobayas es algo que no debemos dejar de lado, ya que podemos ayudar a prevenir muchas enfermedades o accidentes.
Por ello, para ayudarte a cuidarla queremos informarte sobre ello en ésta sección.

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

 ¿COMO DISTINGUIR UNA COBAYA SANA DE UNA ENFERMA?

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Ésto nos puede servir especialmente en el momento que queremos adquirir una cobaya en una tienda, criadero...

Aspectos de una cobaya sana:

- Tienen los dientes blancos (al contrario que otros roedores) y no tiene heridas en la boca.
- Su comportamiento es el normal y habitual. Come y bebe. (En caso de ser recién adquirida la cobaya puede estar quieta y no significar nada).
- Las heces tienen forma de piñón y no se ven blandas.
- Respira sin emitir un sonido de pitido típico de mucosidad en la nariz.
- No presenta heridas, rojeces o partes del cuerpo con calvas con o sin costras (detrás de las orejas es común que tengan calvas sin costras).
- No se rasca en exceso.
- No presenta una postura extraña o encorvada ni tiene problemas al caminar.
- Los ojos brillan y no presentan demasiadas legañas (se les puede limpiar los ojos con suero fisiológico y una gasa para tratarle el problema).
- No tiene estornudos demasiado continuos (el polvillo del heno, hojas secas o del sustrato propio pueden provocar estornudos que no significan nada grave).
- El pelo está brillante y presenta buen aspecto (hay que tener en cuenta que algunas razas de cobaya como las abisinias, tienen un pelo más áspero y con poco brillo).

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

ENFERMEDADES COMUNES EN LAS COBAYAS

00000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

- Escorburto (hipovitaminosis C): Probablemente una de las enfermedades que más afecta a las cobayas en las tiendas. Y es que mucha gente compra a su cobaya ignorando la salud en la que se encuentra y a los pocos días ésta fallece.
El escorbuto es una falta grave de vitamina C que provoca que se debiliten, se les caigan los dientes, no quieran comer ni beber, hemorragias musculares, huesos débiles, parálisis en las patas traseras, etc.
Para evitar o solucionar a tiempo el comienza de ésta fatídica enfermedad, es recomendable lo primero llevarla al veterinario lo antes posible si se presentan algunos de los síntomas anteriores. Y es muy importante que si todavía come le demos mucho pimiento rojo y otros alimentos ricos en vitamina C. Si no come, en cualquier caso podemos ir administrándole Redoxón (de venta en farmacias) en agua, o incluso si no bebe con una jeringuilla (sin aguja) o biberón pequeño. Lo más seguro es que el propio veterinario recete Redoxón o algo similar para tratarla, entre otras cosas.

- Problemas de piel: Ácaros, sarna... son enfermedades que pueden aparecer no solo en cobayas sino en muchos animales. Puede aparecer alopecia, eritema, descamación y costras.
Para evitar ésto es imprescindible mantener la jaula y la habitación dónde se encuentra la cobaya, limpia y aseada en todos los aspectos.
Si ya es demasiado tarde hay que llevarla al veterinario para que le haga una exploración y coja muestras. Ésto determinará el tipo de enfermedad dermatológica que presenta.
ATENCIÓN: No mantengas una cobaya con problema dermatológicos al lado de otra sana hasta que el veterinario no sepa su enfermedad y confirme que no es contagiosa.

- Diarrea: Aunque para el ser humano éste problema de salid resulta de lo más normal, en una cobaya puede ser catastrófico y provocar la muerte. Las cobayas se deshidratan con mucha facilidad (de hecho podemos observar que al miccionar expulsan mucho líquido que por tanto necesitan recuperar).
Si tu cobaya tiene diarrea procura hidratarla todo lo posible haciendo que beba agua y coma solamente heno. Llévala lo antes posible al veterinario y si se hace caca en el transportin no la limpies, puede servirle al veterinario para coger muestras.
Para evitar llegar a ésto, cuida su alimentación. Por ejemplo, la lechuga a diario le produce diarrea, es mejor incluso cambiar la lechuga por endivias.

- Infección urinaria: Si notas que tu cobaya no orina o se queja al intentarlo es muy posible que tenga una infección. Acude a tu veterinario para que te aconseje.

- Quistes y tumores: En los ovarios es dónde más comúnmente se presentan los quistes en las cobayas hembras. Muchas personas optan por castrarlas para evitar dicho mal que en algunas ocasiones pueden acabar en tumores, pero hay que tener en cuenta que es una operación minuciosa con sus correspondientes riesgos (al contrario que en el caso de los machos que por lo general las operaciones suelen ir bien).
Las cobayas con quistes pueden presentarse un tanto irritables, agresivas y aparentar estar en celo. Es recomendable apartarlas y visitar al veterinario si el problema se descontrola.

- Mucosidad, estornudos y tos: Ante todo aclarar que la tos y los estornudos pueden presentarse por diversas razones (por ejemplo: el polvillo del propio heno) y que no siempre es motivo de alarma. Sin embargo cuando los mocos aumentan y vemos que el animal tiene dificultad para respirar o tiene pitidos debemos acudir a un veterinario.

- Problemas en los ojos: Es común ver algunas cobayas con legañas. No siempre tiene porque ser grave y podemos limpiarles los ojos con una gasa y suero fisiológico. Pero a veces el polvillo y la suciedad del ambiente puede ocasionarles una conjuntivitis, en éste caso el veterinario nos dirá como debemos cuidar los ojos de nuestra mascota.

- Fracturas en los huesos y accidentes: Debemos tener claro que las cobayas no son precisamente demasiado flexibles, por lo que una simple mala caída puede ser catastrófica. Para evitarlo debemos prescindir de dejarlas en zonas elevadas de dónde puedan caer (ya que las cobayas no distinguen bien las distancias), no poner plataformas en la jaula demasiado elevadas, no usar rejillas en la base de la jaula que puedan llevar a un enganche de una pata con su correspondiente fractura, no utilizar ruedas de tipo hamsters, pues la columna de las cobayas es muy sensible y no está preparada para curvarse de esa manera.

- Pododermatitis: Es fácil ver ésta enfermedad en las cobayas, ya que al orinar tanto si el sustrato no suele cambiarse a menudo, estará húmedo y al pisarlo acabarán presentando primero unas rojeces en las plantas de las patas que pueden acabar en úlceras. La hipovitaminosis también puede provocar éste problema.
Mantén limpia y seca la jaula.

- Dentición: Cuando las cobayas rondas los 3 años aproximadamente, suelen presentar problemas dentales de crecimiento desmesurado que al masticar, provocan a la larga deformación y desgaste dental anormal. También aparecen heridas en la lengua o los labios.
Al final deriva en una extrema secreción de babas y dificultad para comer y tragar que puede llevar al animal a un desenlace fatal.
Cuando sucede ésto o existen indicios de que puede llegar a suceder, hay que llevar a la cobaya de urgencia al veterinario, pues es necesario que le recorten los dientes.
Para intentar evitar el crecimiento excesivo de los dientes, es recomendable que coman heno seco, incluir maderas de desgaste dental, piedras de calcio e incluso puedes probar a poner de vez en cuando pan duro. Hay unas raíces de diente de león que son muy útiles también.

- Toxemia: Común en las hembras durante el embarazo, especialmente si son obesas. Se deprimen, tienen cetosis, diarrea, anorexia... Éstos síntomas son muy peligrosos y pueden acabar muy mal.
La toxemia se suele desarrollar entres dos semanas antes de dar a luz y 5 días después de tener a las crías.
Es por ésto que muchas personas no se arriesgan a que su cobaya crie.

- Distocia: Es aconsejable que si quieres que tu cobaya hembra tenga su primera camada, lo haga relativamente en torno a los 7 meses, nunca prematuramente. (Personalmente recomiendo a los 6-7 meses exactamente para curarse en salud). Si se retrasa el primer embarazo puede haber un problema en la pelvis al no haberse ensanchado antes de los 7-8 meses. Ésto llevaría a tener que practicarle una cesárea a la madre para intentar evitar su fallecimiento.
Los síntomas son sangrado vaginal y deformación pelviana.
Después del primer parto la pelvis ya queda ensanchada.

- Corazón: En cobayas y en conejos pueden haber problemas cardíacos debidos especialmente al estrés. Es por eso que se intenta concienciar a las personas que tienen éstas mascotas que no hay que ponerles nerviosos o jugar con ellos.

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

PELIGRO CON LAS MEDICINAS

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

Lo mejor es no auto-medicar nunca a un animal, y menos a uno tan pequeño como una cobaya. Igualmente aquí tienes una lista de medicinas potencialmente peligrosas para ellas:

Amoxicilina, ampicilina, bacitracina, cefadróxilo, cefalexina, cefalosporina, cefazolina, clindamicina, clortetraciclina, dihidroestreptomicina, eritromicina, estreptomicina, lincomicina, oxitretaciclina, penicilina y derivados.


NOTA INFORMATIVA: Toda esta información no sustituye la valoración y el tratamiento que pueda proporcionar un veterinario cualificado.

Seguidores